La oralidad en la depresión

La oralidad en la depresión - Psicologos Barcelona 

La pregenitalidad de estos pacientes se exhibe ante todo en su orientación anal. Abrahan demostró que la personalidad de los maníaco-depresivos en sus intervalos de remisión se asemeja en gran medida a la de los neuróticos obsesivos. Las combinaciones de depresiones y neurosis obsesivas son frecuentes. Muy a menudo el dinero juega un papel significativo en el cuadro clínico (el temor a la pérdida del dinero y del poder en las depresiones). Detrás de esta orientación anal siempre resultan visibles las tendencias propias de una fijación oral. La negativa a comer no sólo es el síntoma más extendido de la melancolía. Es concomitante de toda depresión. Ocasionalmente alterna también con la bulimia.

Es fácil de demostrar la existencia de fantasías canibalísticas en los delirios de melancolía así como también en casos menos graves de depresión donde pueden ser observados en los sueños o como significado inconsciente de uno u otro síntoma. Los pacientes depresivos vuelven con frecuencia a actividades erotico-anales de la infancia, tales como por ejemplo la succión del pulgar. Además las personas deprimidas ostentan en su carácter diversos rasgos de índole oral.

Las ideas inconscientes de las personas deprimidas y a menudo también sus pensamientos conscientes estan llenos de fantasías sobre personas o partes de personas que ellos pueden haberse comido. Para aquellos que carecen de experiencia en el análisis no cabe excederse en destacar hasta qué punto esta incorporación oral es concebida literalmente como un acto de devorar.

La característica oralidad receptiva marcha de la mano con un erotismo receptivo de piel, con un anhelo de calor y reaseguramiento.

Un paciente que padecía una grave ansiedad se sentía incapaz de ir a la cama de noche porque no conseguía el relajamiento necesario y porque inconscientemente consideraba el hecho de no ir a la cama como una manera de obligar al destino a satisfacer sus necesidades. Encontró la manera de lograr un relativo descanso y relajamiento en dos actos que eran actos sustitutivos del amor.

Un caso interesante de Otto Fenichel.

Orientació Psicològica - Psicólogos Barcelona

Orientación Psicológica | Psicólogos Online | Psicoanalisis Online

Reserva tu VideoConsulta